CM / OPINION / El carro completo, parte I

El carro completo, parte I

Nunca me han gustado los carros completos. Ni para el PRI, ni para el PAN aun cuando era su dirigente, ni ahora para Morena. Soy un demócrata y como tal, creo en los contrapesos institucionales. El resultado de la elección del carro completo para Morena, presenta más riesgos que ventajas tanto para el partido ganador, como para el Estado. Vamos por partes.

El pueblo de Baja California le dio a Morena la Gubernatura, los 5 Municipios y los 17 Distritos Locales. Pero esta frase es un espejismo. En realidad, fue el 13.59% del listado nominal el que le dio todas esas posiciones. Más aún, la votación obtenida por los ganadores equivale al 11% de la población del Estado. Es decir, que no fue el pueblo de Baja California el que le dio a Morena este triunfo contundente, sino una minoría que decidió votar. Con esto no quiero escatimarle el triunfo al movimiento, ellos ganaron contundentemente y los resultados están a la vista. Lo que quiero hacer ver es que ese triunfo contundente no tiene tras de sí a la mayoría de los electores o de la población. Diferente es el caso de la elección Presidencial en Baja California, en la cual el Presidente López Obrador, tuvo un triunfo abrumador que contaba con el respaldo de la población. El entonces candidato a la Senaduría el Ing. Jaime Bonilla, ahora candidato ganador en la elección de Gobernador, tuvo más de 605 mil votos en 2018 y ahora 382 mil, es decir, 223,000 votos más en la elección del año pasado que los que obtuvo en la elección de hace unos días, es decir, un 58%.

Por otro lado, la participación en el Estado fue del 29.9%, una de las más bajas en la historia. Algunos estudiosos señalan que el listado nominal del Estado tiene un 20% de personas que no viven aquí por razones migratorias. Suponiendo sin conceder que esto fuera cierto, y que solamente el 80% del listado nominal es válido, tendríamos que el porcentaje de participación real fue del 36%. Aun así, seguimos teniendo uno de los niveles más bajos en el País de electores que acuden a las urnas.

Este bajo respaldo de la población a los candidatos ganadores merece la atención del próximo gobierno. El carro completo los pondrá frente a muchas tentaciones, una de ellas, la primera y más evidente, es sentir que su 13% de votos del listado nominal, equivale a un apoyo mayoritario de los bajacalifornianos. Dado que este apoyo no se tuvo en las urnas, habrá que buscarlo en las acciones de gobierno, y para ellos solo tendrán dos años.

En mis siguientes artículos abordaré otros temas respecto de la elección como son los contrapesos, la mayoría calificada y los dos años, entre otros.

 

Paco García Burgos

Consultor y analista político

paco@pacogarciaburgos.mx

Checa Esto

ESTUDIOS REGIONALES: PODER Y BURGUESÍA

En la historiografía mexicana se fue consolidando la historia regional, que junto con el análisis …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *