CM / OPINION / LAS VIEJAS MAÑAS

LAS VIEJAS MAÑAS

Está por cerrarse el mes de abril y solo restarán 29 días del mes de mayo para realizar campañas y poder enamorar al electorado buscando su voto.

A decir verdad, ningún candidato ha levantado el entusiasmo necesario para poder afirmar que va como favorito, más bien, la favorita es la “Desidia” del electorado y ese término se transforma en ABSTENCIONISMO, al cual algunos partidos le tienen temor, ya que no rebasarán los tres puntos necesarios para calificar y seguir viviendo del erario.

Por eso no dudamos de que recurrirán a alguna de estas viejas mañas, espero recuerde usted los términos de “Terrorismo electoral”, que se utiliza para alejar de la urna al votante y que no salga de su casa a ejercer su derecho por temor que le influyeron sobre esta situación que se podría presentar; “Urnas embarazadas”, se dice de aquellas que a la hora del recuento de los votos, son más estos que el total de los que fueron a votar; “Quema de urnas”, último recurso en la desesperación del que se siente perdido; “Carrusel”, un votante que cuenta con varias credenciales de elector con su nombre y foto pero en distinta urna; “Taqueo”, dícese de quien al momento de depositar su voto, envuelve otras boletas que saca de su bolsa y que obtuvo con anticipación; “Acarreo de votantes”, método de acarrear al votante a la urna cobrando favores en los tres niveles de gobierno de asistencia social (Que es mucha) y el nuevo término pero vieja maña “Uber”, ir por los votantes cautivos de un partido llevándolos en masa a votar y regresándolos a su lugar de origen. Y esperen que queda una más la “Fotografía de boleta electoral”, el votante está obligado a tomar la fotografía de su boleta, llevar su celular a una persona y este le entregará el valor acordado por el voto, también se le llama “Compra de votos”.

Quedan las otras mañas más sofisticadas, como es el hecho de que se detenga en su trayecto por parte de la policía al Presidente de la casilla que lleva la documentación muy temprano para instalarla y con el pretexto de que cometió una infracción de tránsito lo retardan dos horas buscando que el votante se enfade y desista de esperar en la fila de votación. “La suplantación electoral”, votar con una credencial de persona fallecida; “La adulteración de las actas al final del cómputo”, o sustituir el paquete electoral y por último la “Urna zapato”, en que todos los votos van a un solo candidato. Hoy en día el fraude muy socorrido y que aunque la ley lo prohíbe, se dan la maña de realizarlo, es en particular utilizar la DIFAMACIÓN, que sea o no verdad desacredita al candidato y por último el más delicado de todos, la utilización de recursos ilícitos para favorecer a un candidato.

El fraude electoral es pues la intervención ilícita de un proceso electoral, con el propósito de impedir, anular o modificar los resultados reales, al buscar aumentar la cantidad del voto favoreciendo a un candidato o disminuyendo las del rival.

Checa Esto

Agresor, Espectador y Víctima

En esta semana se celebró el día Mundial contra el Acoso Escolar (02 de Mayo), …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *