CM / NACIONAL / Hace 5 años se sabe que Peñafiel tiene altos niveles de arsénico

Hace 5 años se sabe que Peñafiel tiene altos niveles de arsénico

La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, en inglés) de Estados Unidos se enteró de los altos niveles de arsénico en Peñafiel, marca de agua embotellada propiedad de Keurig Dr Pepper, desde en 2013. Esto es, dos años antes de lo que se conocía anteriormente. Los registros los da a conocer este día Consumer Reports.

“Sin embargo, la compañía y la agencia nunca han emitido el retiro del producto, que todavía está disponible para la venta en línea y en las tiendas. Las pruebas recientes de Consumer Reports sobre el agua embotellada Peñafiel Mineral Spring Water, exportada a Estados Unidos y consumida en México encontraron que los niveles de arsénico casi duplicaban el límite federal, de 10 partes por billón. Y Consumer Reports ya había descubierto que la FDA sabía sobre los altos niveles de arsénico en el agua desde 2015, cuando la agencia puso a Peñafiel en una alerta de importación por exceso de arsénico”, revela.

Que se sepa, el producto sigue vendiéndose en México sin ninguna restricción, aunque las autoridades sanitarias sí investigan los reportes.

Dice que es hasta ahora que se conoce que la FDA sabía acerca de los niveles de arsénico en Peñafiel desde 2013. Consumer Reports obtuvo la información a través de una solicitud de la Ley de Libertad de Información en Estados Unidos. Los documentos muestran que en marzo de ese año, la agencia federal envió inspectores a R.R. Importaciones, un importador de alimentos en Nueva Jersey, luego de que las pruebas del Departamento de Salud de ese estado encontraron en el agua de Peñafiel 21.1 ppb de arsénico.

Consumer Reports dice que Rogelio Martínez, presidente de R.R. Importaciones –según el informe de la FDA– dijo a los inspectores que el producto fue importado “para una actividad personal, sin planes de vender el producto”. Es decir, habría mentido. Pero un año después, se ordenó a R.R. Importaciones que destruyera 63 muestras de Peñafiel debido a los altos niveles de arsénico en el agua.

“Le pedí a Martínez evidencia de la compra y la documentación interestatal del producto mencionado para rastrearlo hasta el fabricante”, escribió el inspector de la FDA en el informe de 2013. “El señor Martínez declaró que no tiene ninguna documentación y que no guarda ni guardaba esos documentos”. A pesar de esas preocupaciones, el informe señala que el inspector no recolectó ninguna “muestra física o documental”.

Consumer Reports dice que Katie Gilroy, directora de comunicaciones corporativas de Keurig Dr Pepper, les dijo que la compañía no estaba importando a Peñafiel a los Estados Unidos durante el período de prueba de Nueva Jersey. “Por lo tanto, el producto al que se hace referencia en esos informes se importó ilegalmente en los Estados Unidos. Y se etiquetó y se formuló para la venta únicamente en México”, dijo Gilroy. “Como no éramos los importadores de este producto, ninguna autoridad nos informó de las pruebas”.

Gilroy también dice que en 2013, el límite en México para el arsénico en el agua embotellada fue de 25 ppb, y como tal, “los hallazgos de los reguladores de Nueva York en las pruebas de 2013 indican que el producto fue importado ilegalmente [a Estados Unidos] dentro de los límites regulatorios mexicanos”.

La Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) del Gobierno de México dijo el martes que inició una investigación propia y que se le pidió a Keurig Dr Pepper que proporcione información sobre el producto.

A partir de un primer reporte del 24 de abril de Consumer Reports, Profeco inició una investigación referente a los niveles de arsénico en el agua mineral de la marca Peñafiel. En un comunicado, la dependencia informó que solicitó a la empresa información sobre su producto para darla a conocer a la ciudadanía. Además indicó que ya se verifica la bebida en campo.

La Profeco indicó que realizará estudios técnicos de laboratorio para verificar que el agua de Peñafiel que ya está a la venta sea saludable para quienes la consumen. Por su parte, la Secretaría de Salud confirmó que desde este miércoles la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) comenzó a verificar las tres plantas de Peñafiel a lo largo de la República. De acuerdo con la dependencia, en los últimos análisis hechos a las bebidas, estas mostraron un nivel “normal” de la presencia de arsénico, sin embargo se decidió volver a analizar a la empresa, tras el informe de CR.

 

© SinEmbargo

Checa Esto

Con #EllasNoMeRepresentan mujeres rechazan violencia en protesta

Usuarias de Twitter reprueban las agresiones como una respuesta a la violencia de genero, pues …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *