Categories: INTERNACIONAL

La guerra entre EU y China se está volviendo una Nueva Guerra Fría

Sería fácil ver la última ronda de aranceles estadounidenses de 200 mil millones de dólares contra China, que entrará en vigor este lunes, como otra movida de un presidente estadounidense buscando distracciones en el extranjero conforme crece la amenaza de problemas legales en casa.
Pero eso sería un error. De hecho, lejos de ser una decisión política apresurada e imprudente que emana únicamente de la Casa Blanca de Donald Trump, esta última ronda de aranceles representa algo mucho más peligroso y duradero: un verdadero restablecimiento de las relaciones económicas y políticas entre EU y China, y el comienzo de algo que se parece más a una guerra fría que a una guerra comercial.
Este cambio es respaldado por facciones que se extienden mucho más allá de Trump, tanto a la izquierda como a la derecha. Por eso es un asunto tan serio. El presidente está realmente obsesionado con el déficit comercial entre EU y China, pero también es el tipo de persona que llegaría a un acuerdo para obtener beneficios personales, y es difícil imaginar que los chinos no puedan encontrar algo que pueda lograr que él cambie su postura a una más moderada.

No así los halcones económicos dentro de la administración, como Peter Navarro, el asesor comercial de Trump, y Robert Lighthizer, el representante comercial de EU, quienes están viendo la situación desde un punto de vista muy diferente. Creen que, para promover el interés nacional a largo plazo de EU, el país se debe desacoplar económicamente de China.
Hay muchas personas en el Pentágono, así como algunos individuos en la facción laboral de la izquierda progresista, quienes están de acuerdo. Muchas de estas personas ocuparán puestos de poder mucho después de que este presidente haya dejado su cargo. Tienen diferentes agendas, pero se unen en torno a la idea de que EU y China están en una rivalidad estratégica a largo plazo, y que, como resultado, la política comercial y de seguridad nacional de EU ya no deberían separarse.
Eso marca un cambio fundamental para los negocios globales. Los halcones económicos no sienten simpatía por los jefes ejecutivos multinacionales que se quejan de que la última ronda de aranceles es lo suficientemente amplia y profunda como para crear una presión inflacionaria real y obligarlos a subir los precios. De hecho, ven a estas compañías como traidoras que se han vendido —ingenuamente para recibir ganancias a corto plazo— a un país que no comparte los valores occidentales fundamentales y, que, en última instancia, no les permitirá un acceso equitativo a los mercados.
Y actualmente han tomado control de la narrativa en el entorno económico y político. Los halcones pueden citar el robo de propiedad intelectual china, las violaciones de los derechos humanos y la agresión en el Mar del Sur de China como evidencia para validar su postura.
Los halcones también han sido bastante astutos hasta el momento sobre la elaboración de aranceles que minimizan el impacto en los precios al consumidor, a la vez que penalizan a las empresas que han cambiado las cadenas de suministro más sensibles a China. Pensemos en el fabricante de chips Qualcomm (que se ha encontrado en el lado equivocado del nacionalismo en ambos países); o en el grupo tecnológico Cisco, que presionó sin éxito para que sus enrutadores y conmutadores —que proporcionan servicios de alta tecnología a ciudades inteligentes en China al igual que en EU y Europa— no formaran parte de la última lista de aranceles.
Un Libro Blanco con recomendaciones para internalizar la cadena de suministro de EU —preparado por el Departamento de Defensa y que probablemente será publicado el próximo mes por la Casa Blanca— puede proporcionar alguna idea sobre la dirección que tomará la administración Trump con respecto a crear políticas industriales. Pero está claro que no todas las empresas sufrirán por igual en una guerra fría entre EU y China.
Es políticamente y logísticamente inviable que EU pueda internalizar todo para convertirse en ‘Fortaleza EU’, lo cual significa que la administración Trump debe construir alianzas (lo cual no es una habilidad de este presidente) con socios comerciales en Europa y en otras partes si realmente quiere implementar una política industrial estadounidense.

China ha cambiado al mundo. Pero ha sido demasiado lento en comprender que también ha cambiado la visión mundial acerca de China. Éstos son inquietantes tiempos para Beijing. Hasta ahora, el ascenso de China se ha realizado bajo sus propios términos. Ha habido contratiempos y enfrentamientos ocasionales con Washington; pero, mayormente, el Occidente ha estado distraído o ha sido acomodaticio. Los líderes chinos se han acostumbrado a salirse con la suya. Actualmente, a China se le está exigiendo que rinda cuentas.

Existe la tentación de imaginar que los jefes del partido tienen una estrategia cuidadosamente elaborada en respuesta al más reciente paquete de aranceles punitivos anunciado por el presidente estadounidense Donald Trump, el equivalente a un impuesto de 25 mil millones de dólares sobre las exportaciones chinas a EU. Es un hecho axiomático entre una gran parte de los comentarios occidentales que China siempre va tres pasos por delante. Los signos ahora indican lo contrario. Las indicaciones provenientes de Beijing sugieren que al liderazgo se le ha tomado verdaderamente por sorpresa.

Después de años de seria investigación sobre la forma en que funciona EU, Beijing está desconcertado por la deliberada imprevisibilidad de Trump. La inteligencia de Beijing es deficiente. Los contactos de alto nivel en Washington y fuera de ella -tan cuidadosamente cultivados por los funcionarios chinos- no incluían a los de línea dura que actualmente marcan la pauta dentro del círculo interno del presidente. Durante años, Beijing ha estudiado el proceso interinstitucional de toma de decisiones en EU sólo para descubrir que saberse de memoria cómo suelen funcionar las administraciones estadounidenses no es saber qué hará Trump a continuación, ni por qué.
El presidente estadounidense es volátil por naturaleza. Pero detrás de la confusión de China hay más que la provocada por la visión burdamente mercantilista de Trump en relación con las balanzas comerciales o la inconstancia de la toma de decisiones de la Casa Blanca. Beijing también debiera considerar el cambio causado por su propio comportamiento.
No hace mucho tiempo, la mayoría de los gobiernos occidentales miraban a China a través del lente de las oportunidades abundantes de mercado, y algunos todavía lo hacen. Pero, al menos en Europa, la creciente asertividad de Beijing ha cambiado esa actitud. Ha surgido la sospecha de que China está utilizando su influencia financiera como herramienta de coerción geopolítica y para apropiarse de tecnología occidental. La tarea más difícil para Beijing será reconocer que, en gran medida, ha sido el autor de su propio dilema.
Todos los líderes empresariales, los negociadores comerciales y los abogados mercantiles occidentales tienen una historia que contar acerca de las promesas hechas y rotas por Beijing, de los irracionales obstáculos para hacer negocios y de la pérdida de valiosa propiedad intelectual. Si China quiere ganar argumentos en Washington, necesita amigos dentro de la comunidad empresarial estadounidense.

Kenia Karina Rodriguez Partida

Recent Posts

Este beso entre Vicente Fernández y una jovencita ha causado polémica

Vicente Fernández ha creado revuelo en las redes sociales al circular una foto suya besando a una joven chica. ¿Quién es…

9 horas ago

SEDECO informa que Tijuana será la sede de la 41 Conferencia Nacional de Mejora Regulatoria

Con el objetivo compartir experiencias, conocimientos y generar acuerdos que contribuyan al impulso de la productividad, el desarrollo económico y…

9 horas ago

Floyd Mayweather se burla del contrato millonario de Canelo Álvarez

El estadounidense Floyd Mayweather no perdió la oportunidad de mofarse del contrato de 365 millones de dólares que firmó Saúl 'Canelo' Álvarez con la plataforma DAZN. …

9 horas ago

Tecate recibirá las Noches de Box Azteca nuevamente

Por tercera ocasión el Pueblo Mágico de Tecate será sede de un evento de talla nacional e internacional de la…

9 horas ago

Presentan pabellón de Baja California en el evento “Cerveza México 2018”

Acorde a la política de la Administración estatal que encabeza el Gobernador Francisco Vega de Lamadrid, de impulsar productos bajacalifornianos…

9 horas ago

Congreso Local solicitará al jefe del Ejecutivo Mayor presupuesto para el Servicio Médico Forense

El Pleno del Congreso aprobó un punto de acuerdo para exhortar al jefe del Ejecutivo a que considere un incremento…

9 horas ago