Categories: INTERNACIONAL

La guerra comercial de Trump con China llega a Walmart

La compañía dijo que los aranceles ampliados sobre las importaciones chinas perjudicarán a sus clientes y a sus proveedores.

Hace dos semanas, Walmart le pidió al gobierno de Donald Trump que retrocediera en su plan de aplicar aranceles sobre luces navideñas, champú, comida para perros, maletas, colchones, bolsos, mochilas, aspiradoras, bicicletas, parrillas para cocinar, cables y acondicionadores de aire.
En una carta al representante de Comercio de Estados Unidos, Robert Lighthizer, la compañía dijo que los aranceles ampliados sobre las importaciones chinas perjudicarían a sus clientes, a sus proveedores y a la economía estadounidense.
“El impacto inmediato será aumentar los precios a los consumidores y gravar a las empresas y fabricantes estadounidenses”, dijo Walmart.
El gobierno permaneció impasible. El lunes, siguió adelante con aranceles del 10% sobre esos productos y otras importaciones de China por un valor de 200,000 millones de dólares (mdd).

Los aranceles, que entran en vigor la próxima semana, aumentarán a una tasa de 25% para finales de año. La última ronda de aranceles lleva la guerra comercial de EU contra China directamente a Walmart, el minorista estadounidense más grande y afecta los productos de uso cotidiano que vende.

Subir precios o recibir el golpe

Otros minoristas y empresas de bienes de consumo, como Ace Hardware y las tiendas de artesanía y tejidos Joann, también presionaron al gobierno.
Target dijo que los aranceles “perjudicarán a los consumidores estadounidenses” y dijo que las familias trabajadoras pagarán más por artículos esenciales para la escuela y la universidad, como cuadernos, calculadoras, carpetas y escritorios.
El gobierno no cedió a la súplica de la compañía. Impuso aranceles sobre esos bienes, aunque sí excluyó los cascos de bicicleta, las sillas altas para bebés, los asientos infantiles para autos y los corrales infantiles de la lista final. También excluyó los Apple Watches y los Air Pods, un alivio para Apple.
Target y Walmart ahora enfrentarán una difícil elección: pueden absorber los mayores costos de los aranceles y tomar un golpe en sus márgenes de ganancia, o pueden traspasar parte de los aumentos de precios a sus clientes.

“O los consumidores pagarán más, o los proveedores recibirán menos, o los márgenes minoristas serán más bajos o los consumidores comprarán menos productos o renunciarán por completo a las compras”, advirtió Walmart en su carta.

La National Retail Federation, un grupo comercial, estimó que un arancel del 25% sobre los muebles les costaría a los estadounidenses 4,500 mdd más por año, mientras que un impuesto del 25% sobre artículos de viaje como equipaje y bolsos les costaría 1,200 mdd adicionales.
Las lavadoras fueron un ejemplo temprano de cómo los aranceles se filtran hacia los compradores. El gobierno de Trump impuso una multa comercial del 20% sobre las lavadoras a principios de este año, y los precios del equipo de lavandería se dispararon cerca de 20% en los últimos meses, de acuerdo con la Oficina de Estadísticas Laborales.

Walmart tendrá que lidiar de manera importante con la cuestión de los precios. De los 500,000 mdd en ventas de la compañía el año pasado, alrededor de 50,000 mdd estaban vinculados a importaciones chinas o inversiones en negocios chinos, estimó Greg Melich, un analista minorista de MoffettNathanson.

Y elevar los precios es un anatema para Walmart, una compañía que controla el 10% del mercado minorista de EU y tiene una base de clientes estadounidenses de bajos y medianos ingresos.
“Dado que Walmart ha sido una enorme fuente de productos baratos para los clientes de bajos ingresos a lo largo de los años, esto realmente lastima a la gente que Trump proclama ayudar”, dijo Sucharita Kodali, analista del sector minorista de la firma de investigación Forrester.

La Casa Blanca no respondió a una solicitud de comentarios.
Kodali predijo que los precios subirán en las categorías en que los productos se han vuelto menos costosos en los últimos años, como el equipo de hockey. Los guantes de hockey sobre hielo entraron en la lista final del gobierno. También los guantes de béisbol.

Los proveedores estadounidenses de Walmart dependen de piezas de China para ensamblar y terminar la producción en EU. Por ejemplo, los fanáticos de los productos de Lasko, que se ensamblan en EU y se venden en sus tiendas, dependen de motores provenientes de China.
Lo mismo ocurre con las bicicletas: cada bicicleta para el mercado masivo requiere de 40 piezas individuales para ser fabricada, todas importadas.
“Los aranceles en estas piezas harían que la manufactura estadounidense no sea competitiva y elevarán el precio de las bicicletas para los niños y las familias”, dijo Walmart a Lighthizer.
Aunque la compañía ha estado trabajando para comprar más bicicletas a fabricantes estadounidenses, no se producen suficientes en Estados Unidos como para satisfacer la demanda.

Incluso con aranceles del 25%, la compra de bicicletas con piezas chinas seguirá siendo más barato que un cambio completo de la producción por parte de los proveedores, dijo Walmart.
El gobierno de Trump está utilizando los aranceles para impulsar a las empresas a fabricar más productos en EU. Pero la National Retail Federation dice que la lógica del gobierno es defectuosa y que los planes de la cadena de suministro cuidadosamente diseñados no se pueden replantear de la noche a la mañana.
Los minoristas ordenan sus productos con una antelación de entre seis meses a un año, y ahora están luchando por encontrar nuevas opciones para 2019.

“El (gobierno) continúa sobreestimando la capacidad de las compañías estadounidenses para alejar sus cadenas de suministro de China”, dijo el grupo comercial en su propia carta a Lighthizer.
“Las cadenas de suministro globales son extremadamente complejas. Puede llevar años encontrar a los socios adecuados que puedan cumplir con los criterios adecuados y producir productos a la escala y costos necesarios”.
Por ejemplo, EU importó correas para perros por valor de 220 mdd el año pasado, y más del 80% provino de China. Y el año pasado se importaron 474 mdd en luces para árboles de Navidad a EU, 85% de las cuales provinieron de China.

Así que, aunque Walmart ya está cubierta para la próxima temporada navideña, las luces de Navidad probablemente serán más caras el próximo año.

Kenia Karina Rodriguez Partida

Recent Posts

Chivas: Cardozo admite vergüenza por eliminación en Mundial de Clubes

José Saturnino Cardozo llegó al Mundial de Clubes a intentar demostrar que Chivas podía, pero salió del primer partido derrotado y avergonzado por la actuación…

8 horas ago

AMLO presenta plan para recuperación de la industria petrolera en Campeche

Andrés Manuel López Obrador, presidente de México, lanzó este sábado el plan de recuperación y rescate de la industria petrolera nacional, desde Ciudad…

8 horas ago

Trump nombra a Mick Mulvaney como jefe temporal de su Gabinete

El presidente de EE.UU., Donald Trump, anunció hoy que el director de la Oficina de Presupuesto de la Casa Blanca, Mick Mulvaney,…

9 horas ago

Reubican a migrantes en bodega sin condiciones de seguridad, en Tijuana

En Tijuana, más de 400 migrantes que se encontraban afuera de la Unidad Deportiva Benito Juárez fueron reubicados en una bodega que no cuenta con…

10 horas ago

Inicia la pelea de raperos, Kanye West revela que recibió amenazas de Drake y Travis Scott

Una vez más Kanye West perdió el control y reveló algunas enemistades que tiene en el medio a través de sus redes…

10 horas ago

Chivas no pudo con el Kashima; nuevo fracaso mexicano en Mundial de Clubes

Poco le duró el sueño mundialista a Chivas, en un solo partido se fue la ilusión de enfrentarse al Real Madrid al caer…

11 horas ago