Categories: SALUD

El VIH no ha terminado: un millón de personas mueren cada año por su culpa

Las muertes relacionadas con el sida se han reducido a la mitad en la última década
La mayor institución del mundo, la Organización de las Naciones Unidas (ONU), tiene un claro objetivo para el 2030: que el sida haya terminado.
En el camino, 10 años y muchos retos, aún, por cumplir. El VIH se cobra cada año la vida de un millón de personas y más de 37 millones padecen esta enfermedad crónica en todo el mundo, según datos de ONUSIDA. Sólo en España, salen a la luz más de 3.000 infecciones nuevas cada año y alrededor de unas 140.00 personas conviven con la enfermedad.
Durante una semana (22-27 julio), Ámsterdam (Holanda) se viste de lazos rojos para celebrar la 22ª Conferencia Internacional de Sida (AIDS 2018) -considerado el evento de salud pública más grande del mundo- en el que se dan cita más de 15.000 personas (científicos, investigadores, médicos, responsables políticos y sociedad civil de más de 160 países de todo el mundo). Sobre la ciudad de las flores, reza un contundente lema, ‘Rompiendo barreras, construyendo puentes’, para que las personas con VIH dejen de ser estigmatizadas.
Y es que las mayores barreras para terminar con la epidemia tienen bases políticas e ideológicas, o al menos así lo aseguró Linda-Gail Bekker, presidenta de la Sociedad Internacional de SIDA (IAS) en la conferencia inaugural. “El fin del SIDA sólo llegará cuando se prioricen las políticas basadas en la ciencia, cuando se garantice la financiación adecuada y trabajemos juntos para garantizar que nadie quede rezagado de esta lucha”.
La discriminación que viven las personas con VIH está siendo uno de los puntos más importantes de este congreso mundial. Tanto es así que caras mundialmente conocidas como el cantante Elton John o el príncipe Enrique de Inglaterra han querido la voz en las instalaciones del palacio del congresos del RAI Amsterdam para decir de una vez por todas que el sida termine: no sólo la enfermedad sino también el halo de rechazo que todavía impera en el mundo.
“Hay mucha discriminación sobre el VIH porque la gente sabe muy poco sobre él. Necesitamos hablar de la enfermedad, al igual que se habla de cualquier otra”, afirmó la cantante Conchita Wurst quien recientemente anunció que tenía VIH.
La cura de la enfermedad todavía queda lejos, pero el avance en los tratamientos es una realidad. Uno de los hallazgos científicos más relevantes que se han mostrado en este congreso mundial, presentado en rueda de prensa oficial, han sido los resultados del estudio GEMINI 1 y 2, en el que, además, han participado 26 centros españoles. Las conclusiones de este estudio supone, según los expertos, un cambio de paradigma en el abordaje del tratamiento actual del VIH.
Dos fármacos en vez de tres
Los resultados de los estudios de fase III GEMINI 1 y 2, presentados por ViiV Healthcare, concluyen que dos fármacos (formado por dolutegravir y lamivudina) funcionan con una eficacia similar a un régimen de tres fármacos en pacientes con VIH naïve, es decir, en pacientes recién diagnosticados, que nunca han sido tratados y con una carga viral basal de menos de 500.000 copias por ml.
En la actualidad, y desde el año 1996, el tratamiento habitual para los pacientes con VIH consiste en la triple terapia, esto es, en la toma de tres fármacos. Ahora, en vez de tres medicamentos, los pacientes podrían tomar, únicamente, dos.
El investigador argentino Pedro Cahn, director científico de Fundación Huésped y principal firmante del estudio, asegura en una entrevista con EL MUNDO que estos hallazgos podrían suponer, sin duda, uno de los avances más revolucionario en el tratamiento de esta enfermedad crónica. Porque no olvidemos -recuerda el doctor- que esta enfermedad es para toda la vida. “El que dos fármacos den la misma eficacia que tres supone para los pacientes menos toxicidades (efectos secundarios). Fármacos que van a tener que tomar de por vida, por tanto cuantos menos, mejor para los pacientes”, afirma.
Por su parte, Federico Pulido, médico de la Unidad de VIH del Hospital Universitario 12 de Octubre de Madrid y participante en el estudio, añade a este periódico tras que implementar esta pauta en el tratamiento va a significar tres cosas importantes: el acceso a los fármacos, más personas tratadas y una disminución el coste del tratamiento antiretroviral global.
Una de las excepciones del estudio es que estos dos fármacos no se van a poder usar en aquellos pacientes que también tengan hepatitis B crónica, “ya que justo esta enfermedad se trata con los fármacos que vamos a quitar”, informa este experto. En el caso de España, alrededor de un 3% de los pacientes con VIH tiene también hepatitis B. “Los médicos llevamos 22 años ‘recetando’ la tripleterapia, y ahora, de forma global, puede existir otro paradigma en el que sólo existan dos medicamentos”, afirma Jose Luis Casado, médico adjunto del Servicio de Enfermedades Infecciosas del Hospital Universitario Ramón y Cajal (Madrid) -también participante en el estudio-. Sólo queda esperar a que los expertos que elaboran las guías internacionales lo debatan y lo incluyan dentro de las recomendaciones y de las pautas que hoy en día se consideran preferentes para los pacientes.
Y también, una (posible) vacuna contra el VIH
Desde hace más de 30 años, desde que el sida dio su peor cara, se está buscando una vacuna capaz de frenar la transmisión de este fatal virus. ¿Estaremos ahora más cerca de conseguirlo? Una de las claves científicas más relevante en este evento ha sido la presentación de estudio APPROACH, todavía en fase inicial, de Johnson & Johnson que busca lograr una vacuna preventiva contra la enfermedad.
Los primeros datos muestran sólidos resultados hasta un año después de su administración. Los datos sostienen una respuesta sólida de anticuerpos contra el VIH en todos los voluntarios sanos que recibieron tratamiento con la vacuna inicial a las 96 semanas, un año después de la última vacunación.
La vacuna que están creando los investigadores contiene inmunógenos mosaico (moléculas capaces de inducir una respuesta inmunitaria) que se han creado con genes de varios subtipos virales. Sin embargo, “aunque todavía estamos en una fase inicial del proceso de desarrollo, estamos haciendo importantes progresos”, afirma en nota de prensa uno de los investigadores, el doctor Johan Van Hoof. Los resultados a largo plazo presentados en el congreso, están basados en los datos iniciales del estudio, publicado en la revista The Lancet a principios de este mes de julio.
Hacia la discriminación cero
La falta de financiación, la prevención, la solidaridad y el no rechazo y aceptación a la población en riesgo, han sido los ejes principales de este evento mundial. En estos días, se suceden las protestas y los reclamos que gritan por la libertad, la aceptación de la enfermedad y sobre todo, por eliminar, de una vez por todas, el estigma que acompaña a las personas con la enfermedad.
Se necesitan más campañas de información y concienciación y que la gente sepa de verdad cómo se trasmite el VIH. “Es fundamental que la gente sepa que una persona que ya está en tratamiento ya no puede trasmitir el VIH”, asegura en una entrevista María José Fuster, gerente de la Sociedad Española Interdisciplinaria del Sida (Seisida). Es importante, insiste, que todo el mundo sepa esto para quitar el estigma y los prejuicios que aún existen.
Se alzan también las denuncias por la falta de acceso en los medicamentos en países no desarrollados y por la falta de financiación de los gobiernos internacionales. Tal y como anunciaba la campaña de Salud por Derecho, “la disminución o retirada de la ayuda internacional a los países que pasan a ser de renta media, donde vive entre el 60 y el 70% de las personas con VIH”. Situación que afecta de una forma más directa a países de renta media como Europa del Este y Asia Central, donde las nuevas infecciones aumentaron un 60% entre 2010 y 2015. La retirada de estos fondos amenaza también a las zonas de América Latina y el Caribe.
Es importante, como decía la campaña ‘Nadie’ que “nadie desaparezca de la lucha contra el sida” si queremos conseguir el objetivo que tiene ONU para el año 2030 de terminar de una vez por todas con esta epidemia. Pero, como denuncia ONUSIDA, “todavía quedan demasiados retos por cumplir”. En Ámsterdam, más lazos rojos y gritos de ¡Hacia la discriminación cero!

Kenia Rodriguez

Recent Posts

La Corte falla a favor de Aristegui en la demanda en su contra por daño moral

La Suprema Corte de Justicia Nacional (SCJN) resolvió este miércoles a favor de la periodista Carmen Aristegui, quien fue demandada por daño…

31 mins ago

Cancelan 2 mil vuelos por una poderosa tormenta en EU

Más de 4 mil vuelos sufrieron retrasos y cerca de 3 mil fueron cancelados en medio de la tormenta de nieve y lluvia que este…

1 hora ago

Trump saluda la entrada del “loco Bernie” en campaña y este le llama racista

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, saludó este miércoles la entrada en campaña del senador independiente Bernie Sanders, al…

2 horas ago

La preparación de los policías es la mejor inversión en materia de seguridad: Gob. Francisco Vega

La preparación de los policías es la mejor inversión en seguridad y justicia cuando se trata de proteger la vida,…

2 horas ago

Aprueban lineamientos de análisis para municipalización de Palaco

En sesión de trabajo de las Comisiones Unidas de Fortalecimiento Municipal, así como de Gobernación, Legislación y Puntos Constitucionales de…

3 horas ago

Reclaman recursos y respeto los Organismos de la Sociedad Civil durante histórica Sesión Conjunta CEFAB-COMOSC

El día de hoy se llevó a cabo un inédita e importante reunión, cuando el Consejo Estatal de Fomento a…

3 horas ago